Sistemas de telecontrol.

Los sistemas de Telecontrol constituyen una herramienta muy eficaz para mejorar el control de las instalaciones de captación, tratamiento, almacenamiento y distribución de agua potable y de riego, así como el control de la red de saneamiento, bombeos y depuración de aguas residuales.

Entre las ventajas del Telecontrol podemos enumerar: mayor calidad del servicio prestado y rentabilidad de los recursos, así como unas mejores condiciones de trabajo y una gestión técnica y económica más efectiva.